¿Un mes y nada?

In Enfoque

Por: Carlos Núñez Pérez

Definitivamente tienen que haber comparaciones. Sobre todo con el inmediato anterior. Aunque no eran de partidos distintos, hubo mucha fricción y problemas políticos entre el gobernador que se iba y el que entraba. Como ahora la gobernadora Sansores tiene vara alta y apoyo total del Presidente de la República, en septiembre del 2015, Alejandro Moreno también lo tuvo de Peña Nieto.

Normalmente los políticos gobernantes hacen sus mediciones cuando inician, con los primeros 100 días. Por eso, el título de esta columna habló del primer mes y nada. 30 días y no hemos ni visto ni anunciado una sola obra o programa que nos diga a los campechanos que la 4T llegó de la mano de doña Layda para borrar con excelentes acciones de gobierno lo que se hizo hace 6 años. Pero no, no tengo ni una noticia que contradiga lo que me insisten de forma privada con preguntas lacerantes y no sé responder.

Ayer mediante mi cuenta de Facebook publiqué lo siguiente:

Tres observaciones me hacen: la gobernadora no ha hecho ninguna gira de trabajo en casi un mes de gestión; por lo tanto ni en los martes jaguarianos no ha anunciado ninguna obra, programa o acción de gobierno; y parece que no obtuvo nada de su junta con el Andrés… o sea, ¿no tienen o no hay la menor idea de qué hacer?

Me preguntan también por aquella épica reunión donde cambiaron al mundo, ese manicomio con vista al mar, con el plan de don Álvaro Arceo hecho por campechanos  ¿qué pasó? ¿fue tirado a la basura para que los chilangos decidan lo que le conviene a los campechanos?

Hay muchas dudas y calambres por todos lados. Con esto último muchos fueron los evidenciados por jugar de ese lado y fue atole chilango con el dedo, parece… me dicen.

De esto platicaré mañana en mi columna Galimatías en El Carmelita”. Aquí lo ofrecido.

Hoy trataré de responder.

Ni una sola obra o programa ha sido anunciado. Y por eso hice la observación en las líneas arriba. Si la gobernadora LAYDA Sansores tiene vara alta con el presidente López, ¿por qué no hay nada positivo para la entidad como hace seis años y sí hay enojo e incertidumbre con la llegada de foráneos y despidos masivos? Puede ser que sucede lo que muchos temen: no saben qué hacer. No tienen NPI de cómo deben hacerse las cosas. Fuera de la sesión pública de Los Martes del Jaguar, circo Romano para el vulgo y el pópulo, no hemos sabido de algo para revertir todo lo malo que dicen estaba el ámbito público de Campeche.

Un comparativo. En los primeros 90 días, tres meses, de Alejandro Moreno como gobernador el llamado POA (Programa Operativo Anual), aplicó más de 126 millones de pesos en obras en todo el estado. Y no hubo COVID pero sí Chikungunya y Zika, que provocó mucho susto en los ciudadanos, no escatimaron gastos para combatir esos problemas de salud pública sin contemplaciones. Si hablamos de los tiempos actuales en comparación en el primer mes, deberían haber invertido ya por lo menos 40 millones de pesos, pero no. No ha sucedido más que los gastos de la lancha y el helicóptero de la súper secretaría de Seguridad.

¿Estábamos mejor que cuando nos dicen estábamos peor?

Otra, en un mes no hay registro de una gira de trabajo. Puede ser que no sea su estilo ir a (cuando menos) dar las gracias a dos de cada 10, que votaron por ella. Pero gira, lo que se diga gira en algún municipio, no se tiene registro con la presencia de la gobernadora.

Recuerdo que las gestiones de Alejandro Moreno con el presidente, de ese entonces EPN, mereció la anécdota de que podía matar a un jumento a pellizcos de tan perseverante que era (es). Aquí, ahora, la gobernadora ya tuvo varias entrevistas con Andrés y la más reciente antier,  y ni una sola gestión fue anunciada para este arranque de gobierno. O el tabasqueño no tiene interés en Campeche, en nuestra gobernadora Sansores o no se hacen correctamente y en positivo las gestiones. Algo malo debe estar pasando ahí.

También recuerdo que pocos días antes del 6 de junio, publicaron en redes y en algunos medios, las conclusiones a las que llegaron una centena de campechanos (muchos de ellos brillantes) a aportar lo que su talento les ofrece. El coordinador de esa carpeta de buenos deseos e intenciones -muchos dijeron que eran proyectos brillantes- fue don Álvaro Arceo Corcuera. Uno de los presentes ahí y en la foto, talentoso “maistro chiringas” me ha comentado entre mango verde y grosella con chamoy, que nada mas los exhibieron y que el ilustre abogado colocó a su hijo como ministro de turismo y a ellos nada.

Otros me han comentado que cuando el chilango más influyente de la comarca recibió de manos de quien debe recibir esto, en lugar de evaluar el documento, lo tiró a la basura y festejaron el hecho como cuando hacían mutis, que el folder de otro influyente fuereño era lanzado al piso en son de desprecio. Ese pinche “Karmito” funciona.

Entre la chilanguiza que pululan en los restaurantes con gran altanería y prepotencia se narran a risotadas las anécdotas que hacen ruborizar al más conspicuo de los burócratas campechanos de alto nivel.

El 2015 no era muy distinto al de ahora. Sobre todo en lo económico en Ciudad del Carmen en donde los reportajes de pueblo fantasma menudearon en la televisión. “2015 fue muy parecido al 2021: había la epidemia del zika y la crisis económica más grave provocada por la caída en la producción y los precios del petróleo… Ciudad del Carmen era una noticia mundial por las filas de desempleados y los negocios cerrados… y se lanza el programa de obras para generar derrama económica y que la gente tuviera algo de lana para su navidad…”

Por eso,  hasta el momento esto no se perfila como un gobierno para todos, no lo es, menos con los despedidos, heridos y lastimados de la 4T. Parece ser fiel a la política andresiana, de echarle toda la culpa a los de atrás. Y sin resultados reales, palpables, constantes y sonantes.

Me encantaría ser desmentido. Ser rebatido. Quiero ver un Campeche próspero, nos urge, nos interesa, nos conviene pero parece que la división, el odio, la venganza y la mediocridad será tan rampante como que se genera desde el Palacio Nacional, en donde no saben qué hacer más que ser una potente máquina de caprichos y mentiras.

You may also read!

PRI y MOCI, unidos a favor de la salud

Buscan exigir al Gobierno Federal y la Cámara de Diputados, incluir en el Presupuesto de Egresos 2022, recursos suficientes

Read More...

Personal a cargo de Samantha Bravo Muñoz, impiden trabajo de reportero de esta Casa Editorial

Personal a cargo de la flamante modelo de pasarela Samantha Bravo Muñoz, sacó al reportero de esta casa editorial,

Read More...

Pemex, una bomba de tiempo. Otra fuga de gas, ahora en el centro de procesos Pol-Alfa

Al realizar una revisión en el bypass que se ubica antes de llegar a los módulos de separación se

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu