Campeche hermanado

In Enfoque

Por: Carlos Núñez Pérez

Me gustó el discurso de la gobernadora LAYDA Sansores. Sueña con un Campeche hermanado e incluyente. Suena bien y sueña bien. Es menester de los campechanos tomarle la palabra y ponernos manos a la obra. Su equipo debe estar a la altura de las circunstancias. El ojo y la experiencia de la señora Sansores San Román, debe ser el filtro para que la mano amiga que ayer ofreció en la Tribuna del Congreso del Estado, después de rendir protesta y ofrecer regirse por nuestra Constitución, debe ser aval para los campechanos y respaldar a nuestra gobernadora. Porque ya lo es de todos.

Dijo: hoy soñamos con un Campeche hermanado, incluyente, sin importar credos, ni filias, ni fobias partidistas.

Y enfrente de ella estaban los ex gobernadores atestiguando sus palabras. Y debe ser así, compitió bajo las siglas de un partido, Morena, pero ya una vez encabezando el poder ejecutivo tiene que gobernar para todos sin distingos de colores, ni filias a los “ismos”, tampoco a las fobias a los mismos.

Agregó en su discurso, que es un formato político para hablarle a todos. Por ello siempre hay que estar pendiente de lo diga un gobernante y hasta de lo que no diga.

“Que inscribir a Campeche en la línea del progreso no es conjuro, el reto es enorme, aquí no hay ni duendes ni hadas, sólo contamos con jaguares guardianes y campechanos que tengan un corazón abierto para hacer renacer nuestra tierra.

Campeche, agregó, necesita a todos sus hijos para quitar la nata de miseria que nos cubre y progrese como merece”.

Si leemos bien estas líneas, hay que tomar en cuenta de la responsabilidad de sus palabras. Si cuando eres candidato puedes proponer y proyectar, cuando ya gobernando, se ve la realidad, por eso pondera la señora que es un reto enorme y vaya que lo es. Cierto que proviene de un partido en el poder y con un Presidente de la República afín, pero la sábana de presupuesto no da para tanto, por lo que tiene que hacer lo necesario para que los recursos rindan. Tienen que rendir porque tiene las miras puestas bien alto, hacer producir el campo, el mar, no es un enchílale las otras. Y más cuando tiene que transitar en la llamada austeridad que propone su guía político que es López Obrador.

¿Corazón abierto? Sí, supongo que es una metáfora para llamar a los que además de pagar impuestos estén dispuestos a colaborar con ella. En la parte poética y de inspiración de su pieza oratoria, se le notaba la emoción y por eso habla de hermandad y de inclusión. Depende de cada campechano para tomarle la palabra. Porque hay que sopesar las palabras de la gobernadora. No es necesario romper con sus arraigos, los de “corazón abierto” supongo que quiere decir es, colaborar, contribuir, jalar parejo, respetar, apoyar, pero también proponer y hasta señalar lo que está mal y puede contribuir a mejorar su gestión como cabeza de gobierno.

La convocatoria en el mensaje de la gobernadora Sansores se centra en que CAMPECHE, léase bien, ella y su gobierno, necesita de todos sus hijos, para disipar “esa nata de la miseria”, que es la pobreza material de muchos pero también la pobreza de pensamiento y actitud de otros.

No fue suave cuando pegó el pinchazo: “ Se acabó la robadera”, parafraseando a AMLO. Esto debe tomarse muy en cuenta, si ella tiene elementos para que, acuse, si antes de ella pasó, entonces es un fuerte jalón de orejas o llamado de atención para sus colaboradores que la acompañarán en este periplo. Si antes hubo, sin conceder, ahora no va a haber. Es de todos sabido que doña LAYDA no necesita meterle mano al presupuesto, es una mujer que tiene fortuna propia y heredada, pero muchos de los que llegan pueden ser tentados por la perdición de la robadera. Fue acompañado de un murmullo en el recinto legislativo esta ponderación.

Pero suavizó cuando llamó a los corazones abiertos y a que necesita de todos sus hijos nuestro Estado. Ahí estaban cinco ex gobernadores, hasta quien le ganó o le arrebató el triunfo en el 97. El eterno Abelardo Carrillo que ya tiene a su delegado en las filas del Sansorismo. Alejandro Moreno que antes del discurso ofreció que los diputados del PRI iba a respaldar con todo a Campeche y es el antecesor. Jorge Carlos Hurtado, lejano competidor, que no abrió la boca. Fernando Ortega que sin querer queriendo, gran parte de su equipo acompañó a la señora en la campaña y ganaron y serán gobierno.  Y el mítico Antonio González Curi, el protagonista en su momento del 97.

Nobleza obliga. Los ex gobernadores acudieron al llamado e invitación y la señora los convocó como hijos de Campeche para que tengan el corazón abierto y respaldar a su proyecto. Que suceda, es otra cosa. Pero dentro de lo políticamente correcto, vimos a la clase de todos los colores bajo el mismo techo.

Arropada por correligionarios de primer nivel como Tatiana Clouthier o el mismo Adán Augusto López, dos ministros del gobierno federal. El presidente de la Conago, el priísta Omar Fayad, gobernador de Hidalgo; Mauricio Vila, el mandatario yucateco; senadores y diputados federales de su partido. En términos políticos tuvo gran poder de convocatoria.

Su compañero de vida, su esposo, Romeo Ruiz, se miraba extasiado el embajador de México en Guatemala. El recinto era pequeño para todos los que querían y podían estar, pero después en la Plaza de La República, como en la Cámara de Diputados, cuidando las distancias, se dio lugar a otro momento emotivo. La voz de Guadalupe Nagarián, volvió a resonar. Ahora estaban viendo de frente a la Plaza y con las espaldas al Palacio de Gobierno, y no al revés como fue su 11 de septiembre del 97.

Fue fiesta. Es fiesta. Como cada seis años se cambia de estafeta para quien gobierne Campeche.

No hay que desechar el llamado a los hijos de este Estado. Ya pasaron las campañas y como propusiera el ex gobernador Moreno Cárdenas “para adelante” y respaldar a Campeche y por Campeche. Hay que tener el corazón abierto a contribuir y a respaldar. Con la espera de la reciprocidad o aportar nuestra esperada reciprocidad. Es un buen momento para hermanarnos e incluirnos. ¿Por qué no? O mejor dicho: por qué sí, respaldar con todo sin filias ni fobias en esta nueva etapa de nuestro terruño. Va y sin cortapisas. Al fin y al cabo nuestro manicomio con vista al mar, es nuestro, muy nuestro.

You may also read!

PRI y MOCI, unidos a favor de la salud

Buscan exigir al Gobierno Federal y la Cámara de Diputados, incluir en el Presupuesto de Egresos 2022, recursos suficientes

Read More...

Personal a cargo de Samantha Bravo Muñoz, impiden trabajo de reportero de esta Casa Editorial

Personal a cargo de la flamante modelo de pasarela Samantha Bravo Muñoz, sacó al reportero de esta casa editorial,

Read More...

Pemex, una bomba de tiempo. Otra fuga de gas, ahora en el centro de procesos Pol-Alfa

Al realizar una revisión en el bypass que se ubica antes de llegar a los módulos de separación se

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu