¿La mitad del camino?

In Enfoque

Por: Carlos Núñez Pérez

Hace tres años, 30 millones de mexicanos decidieron por 120. Es decir, uno de cada cuatro decidió por el resto. Pero así es esto de la democracia. Esos ciudadanos lo hicieron con la esperanza de mejorar y los demás con el interés genuino de respetar esa decisión. Siempre fue así, en todas las elecciones. Salvo su mejor opinión que seguro va a ser mejor que la mía, a tres años de distancia, creo que se equivocaron quienes votaron por Andrés. No tengo ni tantita duda. Todos los días desde el primero de diciembre del 2018 lo he comprobado.

Un presidente de la República debe gobernar para todos, no para sus odios y rencores. Por una simple lógica, es nuestro empleado y todos pagamos impuestos para que el individuo vista y calce, coma y beba, sustraiga un emolumento (hasta el momento nunca ha dicho que trabaja gratis si es que así se le puede llamar a lo que hace) de las arcas públicas. Por lo que creo que debe gobernar para quien le paga y no para quien le aplaude únicamente.

Andrés miente todos los días, no hay luz del sol que no le provoque decir más de 80 sandeces en una jornada de dos horas.

Llegó para destruir. No ha construido nada, todo lo que ha encontrado a su paso lo ha derribado y eso que lo público es patrimonio de todos y nunca propiedad de un hombre como el Presidente.

Se ha montado en caprichos que les cuesta a todos, como el tema del Aeropuerto de Texcoco.

No es un estilo personal de gobernar. Ha sido un suplicio hasta el momento por una visión distorsionada (la de él) de exprimir a la sociedad -que no gobierna- con los impuestos para regalar dinero a quien no hace nada por ganarlo. Es una ecuación muy complicada pero es lo que sucede.

Andrés no ha fomentado el crecimiento económico, muy al contrario lo ha dinamitado, lo ha debilitado, está peleado con los inversionistas y los capitalistas por un tuerto sentido de política de corte Castro/Chavista a quienes les rinde pleitesía. No solo no fomenta la riqueza, sino que las lastima y provoca la pobreza cada día más profunda.

López es absolutamente incongruente e incoherente. Critica a los que tienen aspiraciones o que pueden aspirar a una vida con ciertas comodidades o lujos, pero sus hijos lo viven con esplendor y prepotencia. Fustiga la corrupción tratándola como bandera y hay “N” número de eventos de corrupción en su gobierno y de personas cercanas a él que son “servidores públicos”. O las evidencias de sus hermanos Pío y Martín recibiendo dinero ilícito.

Bajo sus falaces argumentos, Andrés, ha dinamitado la economía nacional, ahuyentando las inversiones, debilitado el entramado jurídico para sostener las inversiones con lo que distorsionó el ambiente de inversiones nacionales e internacionales. No hay forma de entender su postulado de economía moral desde el punto de vista que agrede a los inversores y a los emprendedores. No hay forma. Es enemigo de la iniciativa privada y eso es malo para la economía nacional sobre todo si le agregamos que en contra parte, usa la Unidad de Inteligencia Financiera y el Sistema de Administración Tributaria para “castigar y perseguir” a quien no se porte bien, para los parámetros de López.

Pero lo peor, es que en la ecuación de la 4T, hay que regalar dinero a quien no trabaje y ese dinero tiene que provenir irremediablemente de la recaudación de dinero por la vía de impuestos y contrario a alentar la inversión y la empresa privada, las fustiga, las agrede, las castiga y las insulta. Cree que el dinero se da en los árboles o que llueve, pero no. En lugar de hacer Click con los empresarios para que le financien sus “locuras y caprichos”, los agrede. Es decir, congruente en este caso.

En el tema de Salud, derribó una herramienta probada y comprobada de servicio social como era el Seguro Popular bajo su esquema de corrupción. Lo Despedazó. Creó el Insabi y salió peor. No hay servicios médicos (ya no digamos de calidad), menos medicinas y con la Pandemia hizo agua su tontería y la Crisis del Covid ha sido descomunal pero la más grave de esto por la insensibilidad y falta de empatía, es su negativa (de Andrés) de proveer de medicamentos a los niños enfermos de cáncer. Le ha negado la vida a miles de seres que por humanidad o legalmente por pagar impuestos, no reciben la retribución de un gobierno que vive de ESOS impuestos de todos.

No hay forma de justificar a un gobernante como Andrés Manuel que dice diario más de 80 mentiras en una conferencia llamada “mañanera” pero lo más impactante para mí es que la fanaticada (cada vez menor, Bendito Sea El Cielo, de 30 millones solo le quedan 6), es feliz con las mentiras del individuo. No hay forma de justificar esa situación.  

Así podría seguir enumerando sus pleitos (que para nada es gobernar) con legisladores, gobernadores, empresarios, partidos, maestros, clase media, enfermos y deudos de muertos por negligencia criminal provocada por la mal enfocada austeridad pero nada más quiero centrar el final de este comentario: A Carmen le mintió y hasta el momento le sigue mintiendo.

A la industria petrolera es normal que la maltrate pero para efectos propios, esa industria está asentada en nuestra isla, por lo que haga o deje de hacer lesiona o ayuda. Pero aquí ha lastimado cada día de su gobierno a la economía, la sociedad, la industria, la moral y La política de nuestro municipio e Isla.

Al anunciar que aquí se asentaría la Dirección General de Pemex, las expectativas fueron aliento y oxígeno para todos… y hasta el momento, nada pasó. Es más, la corrupción de Pemex y Sindicato es extrema y ha azotado con más fuerza a todos en la Isla.

No hay forma de justificar lo criminal del gobierno de López para negarse a usar recursos para el mantenimiento de la industria. La negligencia esta, ha costado muchas vidas. Al igual que la estúpida decisión de no invertir en herramientas de contención contra la pandemia.

No hay una sola forma de justificar estos tres años de nefasto ¿gobierno?, de Andrés, que ha lastimado profundamente a todos para dejar millones de heridos y lastimados por la 4T.

México decidió mal. Y lo estamos pagando. Desgraciadamente.

No hay mal que dure 100 años. Ni pueblo tarugo que lo aguante.

You may also read!

Restauranteros, en la ruina por crisis y la falta de apoyos

A 4 meses del paso del fenómeno meteorológico que causó destrozos en la zona de la Manigua, los empresarios

Read More...

Inició la temporada de pesca de camarón en costas de Tamaulipas

*Reportan buenos volúmenes *Un respiro para los camaroneros con la buena pesca porque esto les permitirá saldar deudas y

Read More...

Piden incluir el ‘Lenguaje de Señas’ en la educación inicial

*Conmemoran Día Internacional de las Lenguas de Señas *Solicitan a la Secretaría de Educación se imparta una clase para

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu