Administrador de conflictos

In Enfoque

Por: Carlos Núñez Pérez

Una constante en Morena son los conflictos. La camorra. El pleito. La diatriba. La división. El discurso de odio. El rencor social. Todo porque en eso se fundamenta la carrera política de Andrés desde que se emancipó del PRI cuando González Pedrero le negó ser candidato a la alcaldía de Macuspana y como era niño bonito de Carlos Pellicer, le ofreció en contraste ser el Oficial Mayor del Gobierno de Tabasco. A partir de ahí, fue choque y pleito con quien se le pusiera enfrente y contra todo aquel que lo contradiga. 

En alguna ocasión, alguien lo analizó para diagnosticar que su vida conflictiva le dio los espacios para avanzar y esto se hace administrando su caos y los conflictos. Todo lo capitaliza a su favor. Dicen los abogados que es un fantasma porque nunca ha pagado impuestos ni estuvo (ni está) dado de alta en el sistema tributario. 

Por lo que es un ejemplo de los que son contra sistema, es decir, los conflictos. Es por eso que Andrés fue seguido por personas que no pagan impuestos, que odian el sistema, quienes sin esfuerzo quieren tener lo que tiene el que hace esfuerzos, a quien odia por ser exitoso el vecino, a quien odia todo que a pesar de haber terminado una licenciatura y no tengan futuro, a los mediocres que odian por ser mediocres. Y más. 

¿A qué viene todo esto? 

A la equivocada situación en que López se ha montado imitando a un dictador (de facto lo es -Amlo-), de perseguir a un opositor ya de manera formal. Pero además por su talante y naturaleza subirse al ring con ese adversario que no es de su peso político rebajando su investidura. 

Me refiero a Ricardo Anaya para demostrar que su rencor puede más que el olvido. Andrés odia como esencia de vida. Pero tiene una tara, no sabe escuchar y menos hacer caso de quien pueda tener una solución a sus problemas. Aunque como presidente de la República esté rodeado de asesores, no sirve de nada pues no les hace caso. 

Ricardo Anaya lo cucó durante muchas semanas hasta que López cayó en la trampa. Claro, tiene gran experiencia en administrar los conflictos y más teniendo todo el poder. Y por eso, por ser poderoso y ser presidente de la República es más vulnerable. Encerrado en su torre de verborrea, Andrés está más débil que nadie porque se exhibe ante todos y el adversario que tiró el cordel con el anzuelo, al picar la presa que es Andrés todo es cuestión de tirar y soltar, jalar y soltar, hasta cansarlo y capturarlo. Cuando Anaya reta a López para proponer que se presente al juzgado a declarar si los hermanos de López hacen lo mismo, cayó irremediablemente y como jurel herido, Andrés ya pegó el tirón y se desgarró el hocico, para mostrarse sangrante. 

¿En qué terminará el pleito entre Andrés y Ricky Riquín Canallín? no lo sabemos. Pero intuimos que es un librito que siguen al pie de la letra los dictadores de América que se conjugan en el Foro de São Paulo, como hizo Castro, Chávez y Maduro, Evo y recientemente lo hace Daniel Ortega en Nicaragua que lleva encarcelados una docena de opositores aspirantes a la presidencia de esa dictadura. 

En esa figura ya está instalado Andrés. La de dictador bananero. No puedes contradecirlo o ser adversario (no enemigo) político de Morena o Andrés o sus adláteres, porque usan a Hacienda, a la Unidad de Inteligencia Financiera y la Fiscalía General de la República quienes conforman el Cártel de Sembrando Pruebas, para despejar su camino político, intimidando o castigando. 

Esto de la administración de conflictos, es lo que hace Andrés. Acostumbrado a mentir para avanzar o al cubrir las verdaderas intenciones muchas veces construye el caos. Para poderlo esclarecer mediante un cedazo político y poner sus condiciones. 

Estos tres años que faltan para la elección de la sucesión o su sucesor será nutrido en conflictos y dificultades. Luego entonces, para navegar en esto tienes que llevar buen timón, conocer de las mareas y corrientes para hacer trazos de rumbo inteligente. Es decir, saber hacer política inteligente, porque es la única manera de enfrentarse contra el pendenciero como es el caso de Andrés. Y los seguidores se sienten López y que tienen las mismas cualidades del sembrador de odios, pero no es así. Son muy limitados y tienen menos callo. Por lo que cometen muchos errores y se enfrentan a personas con inteligencia. 

Administrar conflictos no es sencillo. Es muy desgastante. Andrés ya está diluido. ¿Cuánto tiempo tiene que no presume sus simpatías? 

Pero vamos a ver en nuestro territorio varios de estos temas como el nuevo sistema enfrentamiento entre el que llega y el que se va. Grotesco pero certero el cocotazo de Rosas a Pablo. Porque Lazaruz a pesar de tener algún jale, no tiene el entrenamiento de López para poder administrar sus conflictos, por lo que podemos prever que el Calderón o el Anaya de Pablo, será Óscar. Sin duda. 

Regresando a Andrés, ha sufrido tanto desgaste como poder acumulado tiene. El problema de López es que ha cometido muchos errores producto de su obtusa conducta; de falta de visión y fundamental del odio que anida en su pecho que es una bodega muy poderosa que guarda todo. 

¿Por qué creo que este país no aguanta otros seis años de odio y rencor? Simplemente porque los heridos y lastimados nunca le perdonarán el daño recibido, para dejarlo continuar. Pero también huérfanos, viudas y viudos, padres sin hijos y niños muertos de cáncer entre muchos que ha generado el mal manejo de la Pandemia y su nefasta política de abrazos en lugar de orden y justicia. Todos ellos no le permitirán seguir desgraciándonos porque ya no hay de dónde sacarle sangre a las piedras. 

Morena, como dijo el futuro presidente de México, es un ave de paso, no sabe gobernar y agregó, nada más sabe lastimar al prójimo. Es una verdadera desgracia lo que ha hecho con nuestro país pero más, que se lo sigamos permitiendo.

PIQUETES 

-La necesidad hace que los líderes Charros medren con la desgracia humana. Es una maldición tener a esos zopilotes en los sindicatos como el de los petroleros que hasta de la muerte sacan ganancias. Es abominable tal maldición. Pero como están protegidos, seguirán lastimando a los necesitados. Todo es culpa de Andrés y su maldita “Austeridad Republicana”, para no darle ni mantenimiento ni vida digna como tampoco muerte decorosa a los obreros de la Industria Petrolera. 

-¿Del millón y medio que les corresponde a los deudos y les quieren dar apenas 300 mil nada más y es con la anuencia de los directivos de Pemex?

You may also read!

Refuerzan estrategias en temas de salud y seguridad

La Gobernadora Layda Sansores San Román y los integrantes de la Mesa Estatal para la Construcción de la Paz

Read More...

Secretaria de Salud visita a trabajadores del HGE

Cumpliendo con las instrucciones de la Gobernadora Layda Sansores San Román de concretar un diagnóstico de la situación de

Read More...

Por cuidar el orden le dan golpiza a vigilante

El vigilante de una tienda Oxxo fue golpeado por un hombre luego de intentar calmar una pelea entre la

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu