“Hombres de honor”

In Enfoque

Tomás ZAPATA BOSCH

Estuvo en Campeche el sábado pasado el presidente de la Republica, el Licenciado Andrés Manuel López Obrador, para supervisar el tramo del “tren maya” correspondiente al municipio de Calkiní en un ambiente de tranquilidad y camaradería, en un evento que casi se puede catalogar como histórico por lo que ahí se dijo y la gran cantidad de veces que el presidente ha regresado a nuestra entidad. Ahí, una vez que se presentó a las autoridades asistentes, hizo uso de la palabra para darle la bienvenida al presidente el Gobernador del Estado, Don Carlos Miguel Aysa, quien sin rodeos muy a su estilo: franco y abierto y sin tanto preámbulo le dijo a “bocajarro” al presidente: “No tiene ni dos meses que nos paramos en la carretera porque vio usted el sufrimiento de la gente de Chemblás y Hampolol, por las inundaciones que estaban sufriendo e instruyó usted al secretario de Marina y me pidió total apoyo para solucionarle de manera inmediata este problema a los pobladores” y continuó: “hoy puede usted estar tranquilo, porque ya hicimos 1700 metros lineales de “dren” y es un dren para toda la vida porque es de material pétreo, así que su palabra empeñada fue cumplida”. Selló esa parte diciendo: “Acá trabajamos juntos con Marina y gobierno federal para resolver esto señor presidente”.

Pero ya encarrilado continuó: “también recuerdo que hace algún tiempo que se comprometió usted a realizar la electrificación de “punta Xen” -un sentido reclamo de muchos años- y hace unos días habló Bartlett y quedamos en que vamos a ir a la mitad y su palabra es la mía y está cumplida Señor presidente”. Claro y directo, continuó con la bienvenida señalando que se está confirmando en los hechos que este es el “sexenio del sureste”, gracias a que por primera vez en la historia contemporánea un hijo de la región es presidente de México; pero el mensaje estaba enviado: En Campeche lo que el presidente promete, ¡se cumple! Ahí Aysa no se quedó con las ganas de parafrasear al Benemérito de las Américas: “Una voluntad permanente y constante de hacer el bien, superará las más graves dificultades”. El presidente solamente lo veía de reojo y sonreía de vez en vez, aunque cuando le tocó el turno de hablar desmintió al Gobernador Campechano.

“Muchas gracias al Gobernador Aysa porque siempre apoya, siempre ayuda… eso que anunció: -el “dren” que anunció-, lo hizo el Gobierno del Estado, aunque él dijo que lo hicimos conjuntamente; pero en honor a la verdad lo hizo el Gobierno del Estado ¡y bien hecho!”, dijo un orgulloso Andrés Manuel López Obrador reconociendo tácitamente la cortesía generosa del gobernador Campechano y no hay duda de que le da mucho gusto venir a Campeche y encontrarse que sus instrucciones se cumplen a cabalidad y que el gobernador de Campeche es una persona en la que se puede confiar. Aysa no “empinó” absolutamente a nadie, sino que involucró como todo un caballero a todos los que el señor presidente instruyó trabajar en el caso, solo que el presidente de México es el hombre mejor informado de este País y sin duda alguna le da mucha satisfacción encontrarse casos así, que no son muy comunes y que en lugar de pedirle le abonan.

Y así lo dijo: “En el caso de la electrificación ahí si vamos al 50 y 50 y además no me está pidiendo presupuesto adicional para el “cierre”, -que ahora esta muy de moda- eso y como decía Héctor Suarez les digo a los gobernadores: “no hay” “no hay”; pero acá no tengo problema, porque administra muy bien el gobernador Carlos Miguel Aysa, mi gran amigo y paisano. ¡Espaldarazo! Sin duda y reconocimiento a la integridad y buen manejo de los “dineros” del pueblo.

Sin duda alguna cuando pisa Campeche el presidente se siente en su casa y disfruta la amplia colaboración que su gobierno mantiene con la administración de su fraterno amigo Carlos Miguel Aysa, para quien solo tuvo palabras de agradecimiento y reconocimiento a la verticalidad y eficacia de su trabajo, al grado de que lo invitó públicamente a la inauguración del tren maya: “Cuando se inaugure la obra, acá va a estar como invitado de honor Carlos Miguel Aysa y sentenció: porque nos ha ayudado, ha entendido el gobernador la importancia de esta obra” y al término del evento, -a diferencia de casi todos los estados a los que va el presidente-, de nueva cuenta invitó al gobernador a subirse a su vehículo y acompañarlo -totalmente solos- en donde seguramente habrán platicado temas más que importantes para Campeche y -porqué no decirlo- también de la elección que se avecina, porque si algo hay que destacar es que ambos están “criados” a la “vieja escuela” y son hombres de honor y de palabra, uno -el presidente-  cuyo mentor fue el celebre Poeta tabasqueño Carlos Pellicer y otro el legendario humanista paliceño Don Pablito González Lastra y los compromisos que hayan sellado, tenga usted la seguridad de que serán cumplidos a cabalidad.

¿Qué cuáles son? Pos está canijo saber tanto, pero sin duda alguna el respeto mutuo que se profesan es determinante para que la relación y el trato de la federación con Campeche sea totalmente diferente a cualquier otra entidad de este País.

You may also read!

Se congregaron en el Santuario Mariano Diocesano / La Virgen del Carmen recorre calles ante la fe de carmelitas

La fe de más de mil carmelitas fue comprobado en el CXXXIV paseo por tierra de la Sagrada Imagen

Read More...

Tercera ola de contagios ahogaría al sector hotelero: Arceo Piña

El Presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles Mauricio Arceo Piña, señaló que la llegada de una tercera

Read More...

EN LA COLONIA MORELOS / Fémina grave al caer de balcón

Una mujer de 38 años de edad resultó gravemente lesionada luego de que se arrojara del segundo piso de

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu