Navidad 2020

In Enfoque

David MORENO

La época de navidad ha trascendido a la celebración religiosa. Se ha convertido en un acto social en el que las creencias son relegadas a un segundo plano y sin importar si se es creyente o no, es un buen momento para hacer un alto en el camino, mirar lo que se ha dejado atrás y convivir con aquellos que son importantes para nosotros. En un año como el que está a punto de terminarse, se asume que esa necesidad por estar con los nuestros se ha acrecentado, que ese deseo por demostrar y recibir afecto se ha duplicado después de los durísimos meses que nos han tocado vivir. Pero es muy importante reflexionar sobre lo que está por llegar. Mirar lo que está pasando en la CDMX o en el EDOMEX, debe ser una señal de alerta para quienes vivimos en un estado como Campeche que desde hace ya varias semanas ha tenido al Covid-19 bajo cierto control lo que nos permite estar en color verde dentro del semáforo epidemiológico nacional. Un color que no solamente es esperanzador por el bajo riesgo que existe de contagiarse de coronavirus, sino porque ha permitido que la tan golpeada economía se esté recuperando paulatinamente. Por ello, en esta época la necesidad de mantener las medidas sanitarias se vuelve imperiosa.

Es entendible que todos tengamos ganas de celebrar. El solo hecho de estar aquí una vez que se ha vencido al Covid o que se ha podido llegar hasta estas fechas sin haberlo pasado, es un motivo de gran algarabía, pero ello no implica perder la razón ante las ganas de agradecerle a la vida por permitirnos seguir disfrutándola. Está claro que la celebración debe ser muy diferente. Las autoridades sanitarias nos han pedido a todos no realizar grandes reuniones sociales. Por esta ocasión lo mejor es evitar los grandes jolgorios navideños que reunían a toda la familia, no es un momento para viajar a visitar a padres, hermanos o primos que vivan en otras regiones, tampoco es una ocasión idónea para recibir a parientes que provengan de otros estados de la República o del extranjero, el hacerlo implica correr riesgos innecesarios y hoy, más que nunca, cuidar de uno mismo implica cuidar de otros. Es  tiempo mantener una responsabilidad hacía el prójimo, hacía con nuestros seres queridos.

Si no cumplimos con las medidas quizá el próximo año alguien puede faltarnos. Esta no debería ser la última navidad de nadie, tenemos que aguantar un poco más y no caer en imprudencias que pueden ser sumamente costosas. Hemos trabajado, hemos sido pacientes hasta el cansancio para arruinarlo todo vencidos por el ansia de ver por una noche a aquellos a quienes amamos. Y basta una noche, un instante, un partícula de saliva perdida en el aire para que todo lo conseguido durante este tiempo se vaya por la borda.

Todo indica que la vacuna está por llegar y que las campañas masivas comenzarán de inmunización arrancarán con el año nuevo. A pesar de ello, es muy probable que medidas como el uso del cubre bocas, la sana distancia o el usar gel antibacterial permanezcan por lo menos un año más. Pero también existe la esperanza de que las en las navidades del 2021 podamos retomar lo que ahora tenemos que evitar, que vuelvan los viajes en los que nos desplazamos a ver a nuestros familiares y amigos que viven en otras latitudes o que les abramos las puertas de nuestros hogares para recibirlos. Lo anterior dependerá, es cierto, de que los programas de vacunación implementados tengan éxito, pero también de que nosotros como ciudadanos sigamos con todo lo que nos ha llevado a estar aquí, a tener la oportunidad de celebrar esta navidad.

Por lo pronto, se vale festejar, en pequeño pero sin duda se vale. Desde aquí quien esto escribe les desea una navidad alegre, íntima, con poca gente pero muy significativa y pacífica. Que no se pierda el espíritu navideño y sobre todo el optimismo de voltear la página y encontrarse con tiempos mejores. Les deseo, queridos y apreciados lectores, ¡Muchas Felicidades!.

You may also read!

MÁS DE 250 PLATAFORMAS PETROLERAS EN RIESGO PERMANENTE / La piratería moderna no cesa en alta mar

La Sonda de Campeche y el Litoral Tabasco en el Golfo de México, albergan 250 plataformas propiedad de Petróleos

Read More...

CRECE DEMANDA DE SERVICIO TURÍSTICO DE AUTOBUSES POR VACACIONES DE JULIO

En Carmen, derivado del inicio del período vacacional de verano la demanda de los servicios que ofrece la empresa

Read More...

RESPUESTA POSITIVA A LA VACUNACIÓN EN LAS COMUNIDADES

A lo largo de toda la semana, personal médico y de las instituciones militares se sumaron a la estrategia

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu